La Psicoterapia

La Psicoterapia hunde sus raíces en diferentes ciencias de las que se alimenta, la filosofía, la lógica, la psicología, la pedagogía, la ciencia da las religiones, etcétera; hasta convertirse en una ciencia autónoma, con sus propios métodos, sus propias técnicas.

Entrada destacada

Aforismos IV – Observación y pensamiento

Muchos van al lejano oriente a contactar con un maestro espiritual que le ayude a entrar en meditación, esto es, controlar la actividad mental, controlar el pensamiento para que no divague. Dicen: “Quiero llegar a controlar mis pensamientos.” Esa entidad que manifiesta ese deseo, ¿es, acaso, diferente de lo que desea controlar? ¿Está separada, como si tuviese existencia aparte de eso que son los pensamientos que desea tener bajo su supervisión?

Camino de Santiago y del autoconocimiento

Caminos, rutas, cargadas de espiritualidad y generalmente divididas en etapas o fases a cubrir en sucesivos días, con el fin de avanzar en el otro viaje (el del conocimiento interior). Es una experiencia que se encuentra en muchas culturas. Aquí en la nuestra, la occidental, cristiana, la más conocida es la Via Crucis (ruta simbólica), emulando la figura de Jesús, camino del Calvario, en catorce estaciones.

El sentimiento de identidad: Tú, ¿quién eres?

La razón básica, fundamental, que se esconde tras el sentimiento de identidad es el miedo, el pánico a sentirse solo: si no pertenezco a algún grupo es como si estuviese sin vínculos en este mundo, indefenso. Por este motivo buscamos alguna comunidad con la que tengamos unas características más o menos comunes que nos justifiquen y tranquilicen (pueblo, provincia, comunidad, país).

La Psicoterapia y la Política

La Psicoterapia es una ciencia y también un arte que nos enseña, nos introduce en la observación de nuestros pensamientos, sensaciones y emociones en el momento en que se producen, con la intención de percatarnos, hacernos conscientes de ellos, así como de los móviles o intenciones que se esconden detrás de su constitución, lo que nos obliga a estar en constante percepción alerta, en el aquí y ahora para poder captar su génesis.

El niño que no aprendía a restar

Formando parte de los Equipos Externos del Sanatorio Psiquiátrico de Toén Manuel Cabaleiro Goás, en una de las habituales visitas al sector de la provincia que nos correspondía, centralizado en las poblaciones de Xinzo de Limia y Allariz, una profesora consultó (todavía no se habían creado los Servicios de Orientación Escolar) el caso de un niño que no daba aprendido el proceso de la substracción.

El sentimiento de culpa

Podríamos definir el sentimiento de culpa como una sensación generalizada de miedo o angustia, vivenciada la mayoría de las veces como un estado flotante de intranquilidad,sin saber de dónde procede, con incapacidad para vincularla con algo concreto, pero que es muy desagradable porque no deja tener paz, tranquilidad, con un desasosiego constante en el estado de ánimo.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑